El Crédito Comercial

17. BREVE RESEÑA HISTORICA
El crédito tiene sus orígenes en las transacciones comerciales que realizaban los antiguos mercaderes del viejo mundo, es decir los Fenicios. Posteriormente los Templarios y luego los Lombardos que hicieron del comercio grandes fortunas por el incremento del tráfico mercantil en el siglo XI debido a la aparición de una incipiente industria en los Países Bajos.

(Trabajo artesanal especializado). Modernizándose posteriormente con la formación de mercados comerciales en los principales puertos, desde donde establecieron su comercio cruzando los mares en busca de nuevos mercados. Siendo su característica principal su dinámica que permita influir en los negocios.

En vista que las operaciones comerciales se incrementaron y registraban mayor fluidez comenzaron ha aparecer las primeras entidades financieras siendo el primero el de Venecia en 1,156 los mismos que inicialmente actuaban como Bancos de Deposito en el manejo del dinero producto del tráfico mercantil.

Con la conformación de las primeras empresas hubieron algunas leyes para estimular el consumo de los productos provenientes de las empresas, lo que provocaba la presencia de ciertas regulaciones que motivaron la reglamentación mercantil en el viejo mundo llegando su influencia posterior hasta el Asia Central y Meridional.

Con el descubrimiento del nuevo mundo se expandió el comercio y con ellos todos los mecanismos que permitían la transacción comercial entre ciudades importantes, jugando el crédito un rol trascendente en el fomento y creación de nuevos mercados y zonas libres de comercio por la regularización de los sistemas y estandarización de los mecanismos de comercio. Un caso de importancia en Norteamérica es que los primeros colonos de Plymouth fueron financiados por comerciantes londineses, mediante un préstamo a pagar en siete años.

Desde los comienzos del siglo XX, la necesidad de crédito fue expansiva por el apoyo de las ventas a consignación y de las transacciones comerciales, especialmente en la venta de productos de consumo duradero. Sin embargo a partir de la Segunda Guerra Mundial la gestión de Créditos se ha transformado en un instrumento de dirección mas preciso e imaginativo para el control fiscal, la expansión de mercados, la captación de clientes y la obtención de beneficios. Específicamente el detonante que permitió la expansión del crédito fue el desarrollo de las empresas especializadas en prestamos de consumo como lo que hoy viene sucediendo en nuestro país.

Actualmente el crédito comercial se ha modernizado y por ende sistematizado y esta ensanchando sus fronteras y multiplicando su cobertura para ampliar la magnitud se sus operaciones haciendo posible que clientes con escasos recursos que antes no podían tener acceso al mismo hoy en día tengan la posibilidad de hacerlo.

18. DEFINICION
Desde entonces muchos autores han intentado describir y analizar el crédito al comercio; sin embargo nos quedamos con la definición clásica de Zápico quien dice: Es la transacción mediante convenio tácito o expreso de bienes y servicios por parte de un apersona natural o jurídica denominada acreedor, a favor de otra llamada deudor, el cual se le reconoce características de solvencia moral y económica futura, obligándose esta a realizar uno o varios pagos en fecha determinada.

Sin destacar la importancia de esta definición podemos decir que dentro del convenio tácito o expreso, se incluyen el aspecto instrumental o documentado lo que hace que el crédito sea más directo y efectivo.

El crédito mercantil e aquel que se usa para adquirir bienes al por mayor o menor para que su reventa a cambio de una promesa de pago, en un tiempo futuro especifico, con garantías reales personales o instrumentales para ser redistribuidos entre los comerciantes y estos a su vez, a los consumidores.

18.1. CARACTERISTICAS
Esta clase de crédito siempre o casi siempre es a corto plazo (se encuentra entre una banda de entre, 30 y 120 días) con algunas exenciones que pueden ser por el tipo de bienes y/o servicios de consumo duradero o directo que se transfiere, tanto restrictivas como liberales y es sensible a los efectos de desequilibrios económicos por los trastornos en la liquidez o expansión de masa monetaria como respuesta a una mayor fluidez del tráfico comercial y en la actitud moral de asumir el pago por parte de los deudores.

19. SUJETO DE CRÉDITO
Es aquella persona natural o jurídica que reúne y cumple los requisitos para ser evaluado y posteriormente favorecido con el otorgamiento de una línea de crédito, ya sea mediante el otorgamiento de un prestamos en efectivo o venta de un articulo y/o servicio con facilidades de pago. Estos requisitos están comprendidos en la política de créditos, por consiguiente cada empresa considerará, de acuerdo alas características del negocio, los requisitos y condiciones necesarias para que el cliente pueda ser sujeto de crédito.

También son considerados sujetos de crédito aquellas asociaciones de personas u organizaciones de carácter gremial, social o empresarial a las cuales califican para ser sujetas de crédito.