Otros Agentes De Cobranza

13.1. LOS AGENTES / O VENDEDORES COMO COBRADORES
Los agentes o vendedores que es sus visitas programadas frecuentan al cliente, crean cierta relación de amistad y confianza, por lo tanto están en mejor posición para cobrar deudas pendientes de pago.

De hecho hay empresas que adoptaron esta modalidad de cobranza, especialmente cuando se trata de clientes fuera de la localidad. (provincias, zonas urbano marginales, distritos alejados, etc.)

Un cliente puede ignorar cartas apremiantes y dejar en duda al acreedor en cuanto a al técnica del cobro aplicada; pero no puede ignorar a la demanda de pago de un vendedor, este debe pagar al momento o dar una explicación de su retraso.

El conocimiento que el agente de venta tiene de las necesidades de sus clientes, lo capacita para mantener a este último dentro de su limite de crédito sin agraviarlo. El agente o vendedor sabe que el siguiente pedido de su cliente será negado si es demasiado grande o si su cuenta esta con retraso o esta vencida.

Este conocimiento lo anima a cobrar, en tanto mantenga la buena voluntad del cliente.

13.2. COBRANZA MEDIANTE SERVICIOS BANCARIOS

Los Bancos o Entidades Financieras prestan servicios de cobranza de títulos valores, e instrumentos financieros mediante la modalidad de descuento o en cartera, por estos servicios que prestan cobran un interés o comisión que incluye impuestos y Regalías Bancarias.

En condiciones normales, este servicio puede servirles de una solución rápida a las exigencias de la empresa que necesita de financiamiento como los avances en cuenta corriente, los mismos que constituyen garantías para estos aportes de capital son el respaldo de los títulos – valores e instrumentos financieros. Pero no todas las cobranzas pueden y deben estar a cargo de los bancos; una de las razones es que con frecuencia el interés y los servicios que prestan no están al alcance de la dinámica que necesita la cobranza, en situaciones criticas para la empresa (como puede ser la falta de liquidez).

Es mas, el Banco solo se limita a enviar al deudor un aviso de vencimiento, con el consiguiente resultado de que si el deudor no paga, entonces el banco carga a la cuenta corriente de su cliente, el valor de la deuda mas una comisión por cobranza. Es recomendable en este caso, seleccionar la cuentas por cobrar antes de enviarlas al Banco.

Los servicios de cobranza adicional que ofrece estas entidades, también incluyen cobranzas dentro del rubro de Servicios Generales, Servicios Públicos, entretenimiento etc, gracias al apoyo de la tecnología bancaria que permite ampliar sus servicios de Banca Personal y con el apoyo del Marketing Bancario.

13.3. AGENCIA DE COBRANZA
Estas agencias ya operan en nuestro medio, como un servicio profesional; su función es cobrar cuentas morosas, o difíciles de ejecutar por las vías formales, asumen la cobranza por cuenta de terceros. En la mayoría de los casos, estas oficinas están dedicada a los servicios de cobranza judicial, y extra-judicial están administrados frecuentemente por Abogados y otros profesionales relacionados con los créditos y cobros; las mismas que funcionan por necesidad creciente de brindar estos servicios ya que en épocas de crisis económica la cobranza se torna pesada y genera mucho riesgo a las empresas que tienen deudas atrasadas. Tienen personal especializado y entrenado e inclusive identificado para hacer dicho trabajo y pueden según sus requisitos y experiencias cumplir sus función. Su demanda es cada vez mas significativa y se le puede encontrar inclusive en INTERNET.

13.4. GESTOR DE COBRANZA
Un gestor es aquella persona que en forma individual asume la función del cobro a cuenta de una comisión por cada acción de cobranza que ejecute.

Sus servicios pueden ser tomados por la empresa comercial como especialista o asesor en cobranzas, también se el puede asignar un sueldo fijo con vista a tomar sus servicios bajo contrato por tiempo definido. El costo de este servicio puede ser atractivo si se tiene en cuenta los gastos y su permanente atención a los problemas de cobro que puedan presentarse en la empresa. Esto dependerá en todo caso de la posibilidad económica de la empresa para contratar los servicios de este personal especializado.