Funciones Especiales De Cobranza

Efectuar cobranzas en épocas inflacionarias o recesivas es para toda organización un problema difícil y de alto riesgo que debe se analizado y meditado tanto por la Gerencia como por Ejecutivo del área, al momento de seleccionar sus clientes.

En épocas recesivas, los factores y condiciones de crédito se restringen por las distorsiones y la grave iliquidez del sistema, haciendo difícil la cobranza por la imposibilidad de pago del cliente, y que en muchos casos si no se llega ejecutar el cobro, dichas deudas pasaran a formar parte de las deudas incobrables.

Por estas circunstancias, y desde el punto de vista organizativo y legal, es que el empresario debe tener en cuenta las siguientes sugerencias para afrontar con éxito esta situación si quieres que su cobranza cumpla con su objetivo:

9.1. CAPACIDAD PERMANENTE
La capacidad constante de su personal de cobranza es un factor importante en el desarrollo operativo de la cobranza; las condiciones cambiantes e inestables de políticas económicas y financieras; pone en mala posición a la empresa en general y al comercio en particular por el escaso conocimiento sobre técnicas de cobro que permitan tomar decisiones rápidas las mismas que pueden traducirse en cierre temporal de la empresa que obligatoriamente venden a crédito.

9.2. COMUNICACIÓN EFECTIVA
Una comunicación efectiva y eficaz es la columna vertebral de todo proceso de cobro; saber oportunamente la información que se requiere de la situación del cliente es importante para que la empresa tome decisiones a tiempo y así evitar por estas circunstancias que la cobranza se torne lenta o difícil. No esta demás decir que en Cobranzas toda comunicación es bien recibida ya sea por al vía formal como informal.

9. 3. RIGIDEZ
Las condiciones del pago deben estar indicadas en los documentos de transacción del crédito, el desconocimiento de esta información por parte del cliente, puede provocar perturbación en la recuperación de la deuda, dinero que necesita la empresa para cumplir sus obligaciones a corto plazo.

Por lo tanto no debe dársele tiempo al cliente para que ponga objeciones a la forma de pago establecido o normada de antemano. Por consiguiente aquí juega un rol importante las entrevistas de cobranza y las acciones preventivas que la empresa debió establecer anticipadamente.

9.4. ARREGLO INMEDIATO
Toda cuenta morosa tiene dos alternativas: una es que se agoten todas las instancias de cobro, recuperando el valor de la deuda con pagos escalonados y la otra es que e llegue a una transacción de pago, con devolución parcial o total de la mercadería si es que todavía existe, (contrato con retención de propiedad); por lo que el deudor deberá devolver toda la mercadería que no se ha vendido y el saldo pagar al momento de transacción, o en su defecto en fecha próxima. Si hubiera un contrato con garantía prendaría o mediante fianza o aval, el arreglo debería ser condicional a plantear el remate de la garantía o a ejecutar los títulos valores.

En cualquiera de los casos, la transacción es mas recomendable que llegar a una acción judicial. Económicamente hablando es preferible llegar a un pronto arreglo y evitar gastos adicionales, procurando la recuperación de la deuda en condiciones ventajosas para la empresa y poder hacer frente a nuestras obligaciones y mantener nuestra solvencia económica.